<
>

Paiva dice que León ya no está para formas porque el futbol no tiene paciencia

El técnico de León asumió la responsabilidad tras su tercera derrota consecutiva en el Apertura 2022

El técnico de León, Renato Paiva, reconoció que “el futbol no tiene paciencia”, luego de perder su tercer partido consecutivo en el Apertura 2022, aunque añadió que cree en el trabajo y en los entrenamientos, recordando que ha pasado por momentos malos como hace 18 años en el Benfica y el año pasado en Ecuador.

“No estamos para formas, sino para ser pragmáticos”, agregó Renato Paiva tras caer ante Santos 2-1, y explicó que los movimientos que hizo durante el partido eran necesarios, ya que si no habrían recibido tres, cuatro o cinco goles más.

Manifestó Renato Paiva que tuvo que reforzar la defensa para equilibrar el equipo y reconoció que el funcionamiento de León no está consolidado.

Aceptó el entrenador portugués que el planteamiento del partido correspondiente a la novena fecha “es mi responsabilidad” y consideró obvio hacer modificaciones tendientes a defenderse. Recalcó que “debemos ser pragmáticos y realistas, y buscar los puntos”.

Por su parte, el entrenador lagunero Eduardo Fentanes habló sobre el momento que atraviesa Santos, que sigue imbatible en casa y escaló posiciones hasta el sexto sitio la noche de este jueves.

“Mil veces prefiero mantenernos con la intención de hacer un buen futbol, un buen partido, que jugar al pelotazo y seguiremos así, buscando jugar bien”, dijo Eduardo Fentanes.

Dijo el timonel lagunero que no solo son importantes los que salen a la cancha, sino los 24 que integran el plantel, por lo que no resalta la actuación de algún jugador en especial, sino de todos.

Aunque Santos venía de una situación irregular en el torneo y con el triunfo de este sábado mejoran mucho su posición en el torneo, Fentanes comentó que “estamos en un panorama favorecedor, aunque con mucho camino por recorrer”, aunque afirmó que Santos debe poner los pies sobre la tierra.

No obstante, señaló que este es el cuarto partido del equipo en que vuelve a mostrar personalidad, producto de querer hacer bien las cosas.