<
>

Aficionados del Toluca recuerdan con trapo a César Villaluz y final ganada a Cruz Azul

play
Mario Carrillo: 'Hoy el Toluca va a meter dos o tres goles' (2:07)

Nuestro especialista de Futbol Center analizó el duelo entre Cruz Azul y Toluca que se llevará a cabo esta tarde en el Estadio Azteca. (2:07)

Los aficionados de Toluca prometieron una invasión al estadio Azteca, pero después de una caótica llegada, recordaron la final que ganaron a La Máquina con una polémica jugada

La afición de Toluca prometió una invasión al Estadio Azteca y a una hora de que comenzara el partido ante Cruz Azul, se veían más personas con playeras rojas que celestes. Los seguidores de los Diablos llegaron con trapos para apoyar a su equipo, pero resaltaron dos. Uno en el que presumían su presencia en el Coloso de Santa Úrsula y otro más en el que recordaron la final ante la Máquina en el 2008, además de la polémica jugada entre José Manuel Cruzalta y César Villaluz.

Fueron alrededor de 30 camionetas con aficionados de Toluca las que arribaron al estacionamiento del Estadio Azteca. En una de ellas, portaban cuatro trapos, pero de inmediato estiraron dos, las más representativas para ellos y su visita al Estadio Azteca.

Una de ellas, la más pequeña, tenía escrito "A puro balón. Toluca campeón", además de la silueta de José Manuel Cruzalta y César Villaluz en la polémica jugada que marcó aquella final del Apertura 2008, en la que los Diablos ganaron su novena estrella.

La otra manta, hacía referencia a la "invasión" al Coloso de Santa Úrsula con el texto "Que arda el Azteca". En el trapo también dibujaron el estadio, un rostro de un diablo y el escudo del equipo del Estado de México.

La afición de Toluca comenzó a llegar a las 15 horas, dos horas antes del partido. Sin embargo, a los primeros que arribaron al estadio, según las autoridades, fueron sorprendidos mientras tomaban bebidas alcohólicas por lo que alrededor de 13 personas fueron detenidas y remitidas al juez cívico, pero las personas involucradas negaron que lo hicieran.

Las camionetas que arribaron después de los 13 detenidos, lo hicieron de forma más ágil, pues inmediatamente de que estaban estacionados, descendían del transporte y caminaban a las taquillas del inmueble para comprar sus respectivos boletos.

A una hora de que iniciara el partido entre Cruz Azul y Toluca, en las taquillas del Estadio Azteca se reportaron problemas en las máquinas debido a que se trababa. Dicha situación orilló a una fila muy larga en el estacionamiento del inmueble.

Algunos aficionados externaron que se tardaron alrededor de 30 minutos para llegar a las taquillas, por lo que algunos optaron en acudir a los revendedores para evitar hacer la fila.

Los problemas en las taquillas del Estadio Azteca siguieron hasta el silbatazo inicial, por lo que la desesperación invadió a las personas que estaban formadas. Algunas optaron por esperar tranquilas, pero otras más reclamaban cualquier decisión que tomaban los encargados, incluso hubo algunos intercambios de palabras entre los aficionados, pero no pasaron a mayores.

Debido a los constantes reclamos, policías acudieron para resguardar las taquillas ante cualquier conato de bronca.