<
>

Sacachispas toma un respiro sobre Sanarate y compromete a la Antigua GFC en el descenso

Con una remontada en los últimos minutos de juego con anotaciones de Andy Palencia y Diego Avila, Sacachispas ganó en casa y sale de los puestos de descenso

GUATEMALA -- Dos minutos fueron suficientes para que Sacachispas pudiera remontar el marcador en casa y se adjudique el triunfo de 2-1 sobre Sanarate por la séptima jornada del Torneo Clausura 2021. Resultado de lo deja fuera de los puestos del descenso y compromete a la Antigua GFC y la ‘Máquina Celeste’ en los últimos dos lugares de la tabla acumulada.

Fue el debut de Diego Cerutti en el Estadio Las Victorias y consiguió el triunfo con el conjunto de Sacachispas que toma un respiro en el acumulado y en la zona de clasificación al llegar a los 11 puntos en el quinto puesto.

El partido inició con una tempranera anotación del equipo visitante. Sanarate se había adelantado en el marcador por intermedio de Charles Martínez que remató al ángulo superior de la portería para vencer a Mynor Padilla. Con la ventaja, los dirigidos por Matías Tatangelo buscaron ampliar la diferencia con jugadas de Aslinn Rodas, Christopher Ramírez y Osmar López, pero no fueron efectivos.

Para la segunda parte, Diego Cerutti acomodó las piezas y realizó las variantes tácticas en busca de remontar el marcador y el funcionamiento fue efectivo. De hecho, fueron los recién ingresados Andy Palencia y Diego Ávila los que aprovecharon las jugadas para convertir los goles y remontar el duelo.

El empate del compromiso fue al minuto 76´. Andy Palencia recibió un centro a segundo palo y tras dejar la marca de su rival, enganchó y remató de pierna izquierda mandó el balón al fondo del arco ante la complicidad de Iván Pacheco que nada pudo hacer en su portería.

Dos minutos después, Diego Ávila convirtió el gol de la victoria. Marco Tulio Rivas desbordó por el costado derecho y envió un centro que fue aprovechado por Ávila al aparecer a la espalda del defensa para empujar el balón al fondo del arco para el 2-1 del compromiso.

Tras el silbatazo final del partido, se presentaron algunos inconvenientes entre Matías Tatangelo y la cuarteta arbitral, a pesar que el técnico había sido expulsado.