<
>

F1: ¿Cómo funciona el sistema que dejó a Checo Pérez sin agua en su Red Bull?

play
¡Gran carrera y podio de Checo Pérez en Estados Unidos! (3:23)

El mexicano finalizó por detrás de Verstappen y Hamilton, en un gran premio exigente desde lo físico por la falta de hidratación como causa de un problema en su Red Bull. (3:23)

Pese a quedarse sin agua en la primera vuelta y estar resfriado, el piloto mexicano logró el tercer lugar en el Gran Premio de Estados Unidos

Checo Pérez se convirtió en uno de los protagonistas del Gran Premio de los Estados Unidos al lograr el tercer lugar y su cuarto podio en la temporada, pero este resultado con Red Bull tuvo un detalle en particular, ya que el tapatío lo hizo con un sistema de hidratación sin funcionar, en una pista que alcanzaba los 50 grados centígrados y físicamente se encontraba resfriado y deshidratado debido a los malestares estomacales que este le provocó.

Al salir del RB16B, Checo fue directamente a sentarse, sudado, con un rostro pálido y buscando de inmediato los sueros para poder recuperarse después de casi dos horas sin tomar agua.

Checo Pérez anunció por radio a su ingeniero que no funcionaba su sistema de hidratación y sumado a sus malestares todo terminó por pasarle factura al revelar que después de 20 vueltas “ya no tenía fuerzas en las manos, ni en las piernas”.

Con un calor intenso en pista y la obligación de seguir obteniendo resultados importantes en Red Bull, te explicamos cómo funciona el sistema que usan los pilotos en la Fórmula 1.

Ante la exigencia física que tienen los competidores, cada uno puede llegar a perder entre 2 y 3 kilogramos a lo largo de la carrera, por ello, tienen autorizado solo tomar 1.5 litros, además que cada gramo es crucial, pues deben cumplir con un peso que está reglamentado.

El líquido es colocado en la parte trasera de los asientos y regularmente está cubierto con hielo seco, esto con el objetivo de mantener la bebida fresca y evitar que esta se caliente por el calor que se vive tanto en pista, como al interior de la cabina.

La bolsa o contenedor tiene un tubo de plástico que se puede conectar con el casco y el cual llega a través del pequeño tubo hasta la boca del piloto.

Para evitar algún problema y evitar que se derramen las bebidas a lo largo del evento, los pilotos pueden obtener líquido presionando un botón que se encuentra en el mismo volante. Este surte cierta cantidad de mililitros a través de una bomba eléctrica conforme se mantenga presionado y así evitar que sufran deshidratación.

Otra opción que tienen en caso de que el sistema no funcione es poder succionar directamente de este, pero esto lo evitan con el objetivo de no realizar mayor esfuerzo y estar concentrados al cien por ciento en la carrera.

Checo Pérez mencionó que a lo largo de la carrera no pudo tomar nada desde la vuelta 1, por lo que tuvo que aguantar sin tomar nada.

“En el tema de visión fue durísimo. Si estuvieras arriba conmigo podrías entender, pero fue duro. Tenía a la afición apoyándome y a toda mi familia”, dijo a ESPN.

El líquido es un tema prioritario para algunos pilotos, incluso, el excampeón mundial, Kimi Raikkonen, vivió dos carreras en la presente temporada con Alpha Romeo sin poder tomar agua, lo que provocó su molestia al mencionar en radio.

“De nuevo la p… manguera de bebida se soltó en la vuelta de presentación y se quedó atrás en mi espalda la carrera entera este maldito filtro. Yo no sé cómo es tan difícil conectar eso correctamente”, dijo 'The Iceman'.