<
>

Max Verstappen casi pierde pista por ir viendo la batalla de Checo vs Alonso

play
Alex Pombo: "Olvidado lo que pasó en el GP de México para 'Checo' Pérez" (2:37)

El especialista en deporte motor analiza la gran batalla que dieron Sergio Pérez y Fernando Alonso, así como el triunfo nuevamente de Verstappen. (2:37)

El campeón del mundo, contó cómo vivió la última vuelta del Gran Premio de Brasil y esa lucha por el podio

El Gran Premio de Sao Paulo en Brasil dejó un emocionante final entre Checo Pérez de Red Bull y Fernando Alonso de Aston Martin por la tercera posición, batalla que se decidió por .053 milésimas de segundo, literalmente en foto finish en la línea de meta.

Los aficionados tanto en pista como en redes hicieron sentir su emoción por esa lucha por el último puesto del podio entre el mexicano y el español, una que tampoco pasó desapercibida entre los mismos pilotos.

George Russell, quien tuvo que abandonar el Gran Premio, mientras estaba haciendo declaraciones en zona mixta, detuvo las entrevistas para ver el final de la carrera, con gestos de asombro y satisfacción al final. Que un piloto que no está en competencia vea una carrera está dentro de la norma, pero que lo haga uno que está en pista es por lo menos raro.

“Casi me voy de largo en la curva cuatro”, dijo Max Verstappen, compañero de Checo Pérez a la televisión neerlandesa. Compartió dicha declaración cuando se le preguntó sobre la pelea entre Checo y ‘Nano’, misma que siguió cuando pudo a través de las pantallas distribuidas por el circuito –en ese momento, la última vuelta de la carrera pactada a 71 giros, el campeón mundial tenía una cómoda ventaja de ocho segundos sobre Lando Norris de McLaren.

“Estaba viendo las pantallas demasiado. Estuvieron muy apretados, pero las últimas dos vueltas estuvieron constantemente cambiando. Muy lindo”, añadió Verstappen, quien llegó a 17 triunfos en la temporada en Brasil, rompiendo su propia marca de 16 victorias.

Checo Pérez, quien arrancó noveno, tuvo una carrera de remonte luego de ser perjudicado en la sesión clasificatoria por la cancelación de la prueba debido al clima que impidió que se reanudara la Q3 luego el incidente de Oscar Piastri.

Checo pasó varios autos y en el último stint cazó el Aston Martin de Fernando Alonso quien estoicamente aguantó por al menos 10 vueltas al Red Bull que literalmente estaba colgado al alerón trasero del español. Finalmente, Checo hizo su movimiento y logró pasar al ‘Magic’ asturiano en la vuelta 70; el aguerrido bicampeón, 2005 y 2006, contestó en la siguiente vuelta y Pérez mantuvo el pulso el resto de la vuelta 71, la última, para llegar 0.53 milésimas por detrás del Aston Martin.

Una de las mejores batallas del 2023 sin lugar a dudas y que nadie se quiso perder, ni Max Verstappen.