<
>

F1 ¿Cuáles son las curvas más famosas del calendario?

play
Adal: 'Carlos Sainz dominó la pista mojada con un vueltón para conseguir la Pole' (1:07)

El análisis de Adal Franco luego de las acciones en la clasificación de Silverstone donde Sainz partirá segundo mientras que Verstappen y Leclerc completan la primera tercia. (1:07)

A propósito del GP de Gran Bretaña en la mítica pista de Silverstone con sus famosas curvas, hicimos este pequeño homenaje

¿Por qué la Fórmula 1 es lo mejor que hay en el automovilismo?

Posibles respuestas:

  • Los pilotos

  • Los constructores

  • Ferrari

  • La tecnología

Y si bien todas esas respuestas son correctas (sí, con Ferrari por aparte), la 'Fórmula' no estaría completa si la variante del espacio, ese en el cual se prueban los mejores a bordo de los mejores autos: las pistas.

Pero, hay de circuitos a circuitos y ¿qué hace la diferencia? Las curvas. Es decir: hay de curvas a curvas. En el caso de Silverstone, hay una en particular que a ningún piloto, ingeniero, director de equipo, prensa y aficionado especializado, deja indiferente: Copse. Sin embargo, hay muchos nuevos seguidrores que necesitan ser instruidos sobre la importancia y relevancia de ciertas curvas a lo largo del calendario.

Copse acaparó titulares debido al reciente choque entre Max Verstappen y Lewis Hamilton en 2021 -Verstappen se estrelló a unos 250 kilómetros por hora, quizá un poco menos-. Es una curva brutal, uno de esos 'dragones' que a los pilotos les encanta someter.

Durante años, Copse fue el primer viraje, pero ahora es la nueve y a propósito que la F1 está en una de sus catedráles -donde todo inició en 1950-, repasamos algunas de las curvas más famosas de la temporada. Vamos...

1. Eau Rouge-Raidillon | SPA-Francorchamps| Bélgica

Si bien la tecnología la ha ido domando, sigue siendo una de la serie de curvas más complejas de la F1. Con los años y gracias al agarre de los autos la velocidad se ha incrementado y en la actualidad se hace a fondo –algunos bajan un cambio para tener la velocidad justa, otros van un cambio arriba antes de tomar la serie, izquierda-derecha-izquierda, para subir bien pisados y estar a tope con las revoluciones y el acelerador a fondo, subir un cambio y hacer la recta Kemmel.

El hecho de que los autos ahora tengan más tecnología es una espada de doble filo, tal y como lo ilustra Sebastian Vettel: “En seco no es una curva para nosotros, pero si algo sale mal será horriblemente malo, y en mojado solo soltamos un poco y probablemente se va demasiado rápido”.

Velocidades: Se sube por Eau Rouge en octava marca con acelerador a fondo a 310; se sale por Raidillon en octava a 300 para tomar la recta Kemmel hasta el siguiente frenado, en la chicana de Les Combes. El piloto tiene que ser suave con el volante, pero firme y atinado, y esperar no encontrarse con un auto lento, porque Raidillon es curva ciega. La 'mala suerte' aquí, puede ser muy costosa.

Un momento: En 1999 Jacques Villeneuve le faltó el respeto al asegurar que ahora sería más fácil y que la harían sin complicaciones a fondo. En clasificación, él y su compañero en BAR se retaron hacerla a fondo y ambos terminaron contra el muro. No sobra decir que los autos salieron destrozados, pero afortunadamente la tecnología había avanzado lo suficiente para que ambos pilotos salieran ilesos.

Cita: “Cuando la atacas a fondo, tus entrañas se caen. ¡Y luego, cuando llegas a la cima, vuelven a subir y parece que todo saldrá de tu boca, lo cual es muy emocionante cuando vas a 200 mph!", Lewis Hamilton.

2. Alboreto, (antes Parabolica) | Monza | Italia

Es una de esas curvas arruina vueltas: si el piloto la traza mal, pierde la vuelta en la que venía y pierde la que abre. ¿Por qué?

Parabolica es una curva de alta velocidad y amplio radio (180°). Conecta dos rectas importantes: la que va de la variante Ascari a Parabolica, y de Parabolica a la Variante del Rettifilio. Por lo tanto, es fundamental hacerla bien para cerrar fuerte la vuelta y abrir con toda la velocidad posible la que sigue (más tratándose de una curva que conecta las dos rectas más largas del circuito).

Velocidades: Antes de la marca de los 100 el auto ya va a 340 kilómetros por hora. Pasando la marca de los 50 el piloto tira el auto hacia la derecha y se pasa de octava marcha a quinta a unos 220; se deja que la inercia tire el auto hacía afuera; en el ápex se acelera para salir de la Parabolica en 7ma a unos 290. Toda la maniobra en la amplia curva tomará unos seis segundos.

Un momento: Es 1970. Prácticas libres. El austriaco Jochen Rindt pelea por el campeonato mundial. Entrenando para poner a punto el Lotus, Rindt está a punto de encarar la temible Parabolica, pero el monoplaza no gira y se va de frente contra el muro a una escalofriante velocidad. Bernie Ecclestone va a buscar a su amigo. Solo regresa con el casco y una bota y se dice que fue cuando juró no volver a entablar amistad con los pilotos. Jochen Rindt es el único campeón del mundo post mortem de la categoría.

La cita: “Tienes que hacerla bien al final de tu vuelta para asegurar un buen tiempo, y si la haces mal también compromete tu siguiente vuelta. Es difícil hacerla por que el coche tiene poca carga para las rectas y se pone difícil en las curvas -especialmente en una tan larga como la Parabolica, que es dura y rápida, la más crucial en Monza”, Pastor Maldonado.

3. Maggots-Becketts-Chapel | Silverstone | Gran Bretaña

Esta pieza es a propósito que la F1 está en la cuna de la F1 y por Copse, la curva nueve del trazado. Un ‘trago’ que se toma a fondo a unos 290 kilómetros por hora.

Si hemos dejado claro lo imponente que es Copse en Silverstone, pasemos a otra sección del circuito que también ‘enchina la piel’: la veloz y técnica secuencia Maggots-Becketts-Chapel.

Es una zona técnica porque se requiere de precisión: entrar mal a Maggots compromete las otras dos; ergo, al salir de Chapel no se tendrá ni la marcha ni la velocidad deseadas para encarar la larga recta del Hangar hacía Stowe y se pierde el sector, uno que es crucial para la vuelta.

Imperativo ser un cirujano e hilar bien la secuencia, sin perder la concentración mientras el cuerpo se somete a 3 fuerzas G.

Velocidades: Luego de Copse, hay una recta de mediana distancia que lleva a Maggots. Antes de entrar a la primera de las tres hermanas (como las Gorgonas griegas), el auto va a 300. Con estos monoplazas ya ni frenan, tiran el auto hacia la izquierda; luego bajan un cambio para tomar Beckettsy ahora suave con el freno y bajar un cambio para hacer Chapel y salir a fondo y acomodados para hacer la recta del Hangar.

Un momento: Bajo la lluvia en 2016, Max Verstappen logra mejor velocidad y grip para pasar a Nico Rosberg, por fuera en Chapel (luego de hacer bien Maggots y Becketts). Fue su tercer podio en su carrera.

La cita: “La sección Maggots/Becketts es muy, muy rápida. Es izquierda, derecha, izquierda, derecha, izquierda y te mantienes ocupado. Es importante tratar de no frenar y mantener la cosa fluida, manteniendo el auto al límite todo el tiempo”, Eddie Irving.

4. 130R | Suzuka | Japón

Es emocionante saber que este circuito estará de vuelta en el calendario. Sin lugar a duda es uno de los más complicados del calendario.

Técnicamente la Cuchara o las SS son más complicadas, pero nos hemos quedado con la 130R, para esta pieza. Un giro a la izquierda de altísima velocidad -tan rápida como Eau Rouge-Raidillon y Blanchimont en Spa o Copse en Silverstone-. Antecede a otra conocida sección del circuito, el Triangulo de Casio, donde el piloto literalmente tiene que ‘pararse en los frenos’ luego de varios segundos con el acelerador a fondo.

Su nombre se debe a sus 130° y somete al piloto a unas brutales 4G's

Velocidades: Luego de trazar la técnica, pero modesta Cuchara (modesta en cuanto a velocidad), se aprieta el acelerador y ya no se debe aflojar hasta que se tenga que parar para el Triángulo -esos son unos 15 segundos de aceleración-. Eso implica hacer a tope la 130R a unos 300-305 kilómetros por hora, con cargas de más de 3G’s, y con la precisión para acomodar el auto donde se quiere para finalmente frenar y bajar por Casio.

Un momento: 2005. Fernando Alonso se lanza al ataque de Michael Schumacher. El alemán acomoda el Ferrari hacía la izquierda de la pista -sabe que viene la 130R y protege el lado interno-. Alonso responde yendo por la derecha del Ferrari y con el Renault logra un rebase por fuera increíblemente espeluznante.

La cita: “Algunas curvas te hacen sentir vivo", Martin Brundle.

Nouvelle Chicane | Mónaco | Mónaco

Es la curva más lenta de nuestro texto. Pero no por eso fácil. Además de coquetona, pues exige uno que otro 'besito'.

Aceptamos que desentona un poco entre puro monstruo de más de 250 km/h, pero había que tener algo del circuito más famoso de la categoría y nos decidimos por esta complicada Chicana, acaso la más complicada de la temporada.

Para hacerla, hay que tener muy buenos frenos y ser muy preciso con el volante, de otra manera, se besean de más los muros y es todo. Es muy demandante para los frenos, porque el auto viene de la sección más rápida del circuito, el túnel; además, el piloto y el monoplaza vienen en picada, por lo que se añade velocidad e inercia y todo eso se tiene que parar para hacer la estrecha curva donde, además, muchos pilotos aprovechan para atacar.

Velocidades: Luego de Portier, el auto tendrá una buena zona de aceleración, por lo que al salir del túnel ya se va a más de 280, poco antes de llegar a la frenada para la Nouvelle Chicane, se rozan los 300 y es cuando hay que pararse en el freno y detener el auto a cómo de lugar y pasar a segunda marcha y 85 km/h. Un frenado de 215 km/h en unos 100 metros. Se sale en tercera a unos 120 rumbo a Tabac.

Un momento: No el mejor para Checo Pérez. En 2011, durante la clasificación, perdió el auto en el frenado y terminó contra la protección. ¿El resultado? Un durísimo golpe contra la protección que dejó inconsciente al tapatío. Se perdió ese Gran Premio y el de Canadá.

La cita: “Fue probablemente mi peor momento en la Fórmula 1, incluso así me encanta ese lugar y conducir en esa pista”, Sergio Pérez.