<
>

A 10 años del electrizante nocaut de Márquez a Pacquiao

Esa victoria para el mexicano se quedó al lado de otros épicos triunfos del pugilismo tricolor, como aquel de último momento de Julio César Chávez a Meldrick Taylor.

Juan Manuel Márquez protagonizó hace 10 años el que para muchos ha sido el triunfo más épico que haya tenido el boxeo mexicano sobre un ring de boxeo, e ingredientes no le faltan a aquella escena en la que terminó festejando mientras el legendario Manny Pacquiao, su otrora némesis, yacía de manera dramática en la lona tras una derecha portentosa.

Del asombro a la alegría, de la alegría al drama, del drama a los libros de historia.

Ignacio Beristáin, el entrenador miembro del Salón de la Fama, le pidió a Juan Manuel y el resto del equipo aligerar el festejo porque el ‘Pacman’ tardó en reaccionar. Al final eran dos seres humanos jugándose el todo por el todo y nadie quería un desenlace fatal. Apenas reaccionó el astro filipino, entonces sí, todo mundo a celebrar una victoria épica, casi de película que puso fin a una rivalidad que duró casi 42 rounds.

La cuarta cita llegó el 8 de diciembre en la MGM Grand Garden Arena. El primer choque (2004) fue empate luego de tres caídas del ‘Dinamita’ mexicano en el primer round. La segunda (2008) una victoria ajustada para Manny tras enviar al tricolor a la lona una vez más en la saga. La tercera (2011) una victoria polémica y protestada para el ‘Pacman’ que había sido superado por el excelso contragolpe del ‘Dinamita’. La cuarta fue un desenlace memorable para Márquez.

Después de 36 rounds ya los estilos del mexicano y el filipino se acoplaban a más no poder. Después de haberse ido a la lona cuatro veces en las tres primeras peleas, finalmente Juan Manuel pudo derribar a Manny con un volado de mano derecha, pero se levantó el ‘Pacman’ para seguir en la batalla, y no tardó en cobrar venganza, porque en el quinto round logró mandar a la lona a Márquez, con todo y un tropezón incluido.

Iniciando el sexto round, Juan Manuel estaba sangrando notablemente de una cortada en el puente nasal, y con la posibilidad latente de que le detuvieran la pelea por ello, salió a entregar el todo por el todo hasta que, tras el aviso de que restaban 10 segundos, esperó el feroz ataque del tagalo para meterle al contragolpe un misil que lo mandó a la lona de manera impactante.

Los momentos más deslumbrantes del ‘Dinamita’ mexicano fueron entonces los más angustiosos para el ‘Pacman’ filipino.

Esa victoria para el mexicano se quedó al lado de otros épicos triunfos del pugilismo tricolor, como aquel de último momento de Julio César Chávez a Meldrick Taylor o la soberana actuación de Salvador Sánchez sobre Wilfredo Gomez, e incluso la más reciente de Andy Ruiz y su batacazo sobre Anthony Joshua. Por cierto, Manny buscó una quinta, y Juan Manuel optó por quedarse con el dulce recuerdo de su épico nocaut.