<
>

LATINAS EN LA WNBA - PASADO, PRESENTE Y FUTURO: Diana Taurasi está orgullosa de sus raíces argentinas

play
La GOAT Diana Taurasi se ve así: "90 por ciento argentina e italiana y 10 por ciento americana" (2:12)

Para el Mes de la Herencia Hispana de 2016, ESPN habló con la mítica basquetbolista del Phoenix Mercury sobre varios su herencia argentina y sobre qué atletas argentinos le han servido de inspiración. (2:12)

Para la gran celebración del Mes de la Herencia Hispana 2022, ESPN Deportes les presenta esta serie especial, Latinas en la WNBA - pasado, presente y futuro:


DIANA TAURASI: LA 'GOAT' INDISCUTIBLE

Si Emmanuel 'Manu' Ginóbili es el Michael Jordan del básquetbol latino, ¿qué es Diana Taurasi? Para el fenecido astro Kobe Bryant, por ejemplo, Taurasi era la 'White Mamba', el mayor elogio que podía dar. Pero más importante, ídolo de su también fenecida hija, Gigi Bryant.

Taurasi, de padre italiano y madre argentina, es cinco veces medallista de oro olímpica, 10 veces All-Star y líder histórica de anotaciones en la WNBA, en donde ha ganado el campeonato en tres ocasiones.

Además, cuenta en su resumé con dos cetros de la NCAA con las UConn Huskies, siendo la máxima figura (con dos generaciones diferentes), y seis veces campeona de la Euroliga, entre otros premios individuales y galardones colectivos.

Si Manu es nuestro 'MJ', Taurasi es lo siguiente. Lo insuperable.

Pero más allá de su legado, ¿cómo fue el trayecto de Taurasi al estrellato y cómo se identifica con sus raíces latinas?


"NOVENTA POR CIENTO" ARGENTINA-ITALIANA

Taurasi se mudó junto a sus padres y hermana a los ocho años a Chino, ciudad en el condado de San Bernardino en California, Estados Unidos.

El deporte número en su hogar siempre fue el futbol/soccer. Una 'mezcla' que favoreció el desarrollo como atleta a Taurasi. Su juego de pies la hacía una espectacular jugadora de básquetbol ya como adolescente, a pesar de que también lucía como futbolista.

"Soy 90 por ciento argentina-italiana y 10 por ciento americana", expresó Taurasi en un aparte con ESPN Deportes en 2016. "En la casa se comía comida argentina, castellano y futbol... Todavía tengo el espíritu latino e italiano", agregó.

Entonces, llegó la gran decisión: ¿decantarse por el básquetbol o futbol? Era buena en ambas. Pero la primera oferta de básquetbol la recibió en octavo grado. Taurasi ya sabía lo que quería.

Un lustro después, Taurasi se comprometió con UConn en la NCAA luego de una visita del coach Geno Auriemma, quien también es de raíces italianas. "Le dije que, si quería llegar al siguiente nivel, tenía que venir acá (Connecticut). Y no me equivoqué", dijo Auriemma a The Players Tribune.

La transición de Taurasi no fue fácil. En su primer torneo de Final Four, cayó junto a las Huskies contra Notre Dame y tuvo uno de los peores juegos de su carrera. ¿La respuesta? Tres campeonatos seguidos de 2002-04.

"En 2002 tuvimos posiblemente el mejor equipo de la historia en NCAA femenina. Lo que Diana hizo en su año junior y senior, nunca antes lo había hecho nadie. Dos títulos consecutivos con dos alineaciones diferentes", sostuvo Auriemma.

En 2002, Taurasi coincidió con Sue Bird, de quien abundaremos más adelante, Tamika Williams y Asjha jones, entre otras, que encabezaron aquel mítico equipo de UConn que tuvo marca perfecta de 39-0. Se avecinaba otro gran reto.


LEYENDA EN LA WNBA, EL EQUIPO OLÍMPICO Y RUSIA

Taurasi fue elegida en el primer turno del draft de la WNBA en 1994 por las Phoenix Mercury, con quienes rápido se estableció y ganó el premio de Novata del Año.

Fue campeona de anotaciones en cinco ocasiones, incluida la temporada de 2009, cuando obtuvo el galardón de Jugadora Más Valiosa. Ese año se agenció el segundo de tres títulos en su carrera. Los otros dos fueron en 2007 y 2014.

Es una de solo cuatro jugadoras en la historia de la liga con al menos dos MVP en las Finales. Tiene, además, 14 selecciones a equipos All-WNBA, una marca histórica.

Taurasi es la máxima anotadora de la historia y también de asistencias. En octubre de 2021, fue elegida por la afición como la mejor jugadora en la historia de la WNBA, la GOAT.

"Su carrera ha sido significativa y habla por sí sola, aunque algunos de mis momentos favoritos con Diana no tienen nada que ver con su excelencia en la duela", indicó Rebeca Lobo en entrevista a Michele LaFountain, de ESPN Digital.

play
1:10

Diana Taurasi no necesita traductora

Respondiendo una pregunta en español, la estrella de Phoenix Mercury dio un resumen de sus últimos días. La reacción de su compañera de equipo Brittney Griner vale oro.

"En ocasiones en las que ella está en una conferencia de prensa sentada junto a una compañera de equipo y alguien hace una pregunta en español, Diana responde, y la reacción de la compañera no tiene precio. Taurasi, es simplemente diferente", prosiguió Lobo, leyenda en UConn, medallista olímpica y actual comentarista de básquetbol femenino en ESPN.

"Diana es de esas jugadoras que trasciende el deporte. Creo que tiene el respeto global de todos los jugadores y fanáticos de la NBA. Ella es una de las mujeres que realmente ha cruzado esa línea. Pero también ser quien es y estar orgullosa de su herencia, es algo realmente agradable de ver y creo que es algo que realmente puede inspirar a algunas de las mujeres jóvenes con antecedentes similares", destacó Lobo.

La mexicoestadounidense Evina Westbrook (Storm/Mystics) y la dominicana Katie Benzan (Mystics), que debutaron este año, son algunas de las jugadoras latinas que representan o han representado a su país en la WNBA. También otras que ya no están, o son agentes libres, como la boricua Carla Cortijo (Atlanta Dream) y Arella Guirantes (L.A. Sparks), entre otras como la mexicoestadounidense Raina Pérez.

play
3:48

¡Las latinas de la WNBA celebran a la GOAT, Diana Taurasi!

Seguimos nuestra serie del Mes de la Herencia Hispana, 'Latinas en la WNBA - pasado, presente y futuro' con un tributo a Diana Taurasi, a través de los ojos de las latinas en la WNBA.

"Taurasi es un ícono, no solo dentro del básquetbol femenino, sino en todos los deportes. Ahora tiene alrededor de 40 años y todavía está la cima de su juego", manifestó Benzan a ESPN Digital. "Ella es un modelo a seguir para mí y otras mujeres jóvenes", añadió.

El éxito de Taurasi no solo se traduce a la WNBA, pues en el trayecto, acumula cinco medallas de oro en Juegos Olímpicos: (2004, 2008, 2012, 2016 y 2021). Solo Bird tiene la misma cantidad de preseas doradas. También se colgó oro en las Copas del Mundo de 2010, 2014 y 2018.

En tanto, a nivel internacional de clubes, conquistó seis Euroligas y siete campeonatos nacionales en Rusia, donde logró otras tres copas y fue JMV tres veces. Igualmente, sumó otro cetro en Turquía. Dondequiera que ha ido, Taurasi ha ganado. Una leyenda.


SU RELACIÓN Y SIMILITUDES CON SUE BIRD

Entre Bird, quien anunció su retiro hace una semana, y Taurasi, hay cinco campeonatos de NCAA combinados, siete campeonatos de WNBA y cinco medallas olímpicas de oro cada una. Ambas, además, fueron primeras selecciones de draft de la WNBA.

"Ahora Diana será la más vieja en la WNBA", matizó entre risas Bird a ESPN.

"Sue (Bird) siempre ha sido una de las personas más honestas que he conocido. Nuestro legado siempre estará ligado una a la otra", aseguró por su parte Taurasi.

Ambas no tan solo ganaron juntas en UConn, sino también en Rusia y el Equipo Olímpico de Estados Unidos.

Mientras Taurasi no se ha pronunciado sobre su futuro, Bird disputó recientemente su último partido como profesional en la serie de eliminación ante Las Vegas Aces.

Similar a su amiga, compañera de profesión y ahora ex rival, militó toda su carrera con un solo equipo.

Bird es la máxima asistidora en la historia de la competición y la que más partidos ha disputado. Igualmente, 'Top Ten' en puntos, tiros de campo y triples.

Bird y Taurasi son las únicas jugadoras en la historia de WNBA con al menos 500 partidos jugados. Bird es la única en haber ganado títulos (4) en tres décadas distintas.

Taurasi podría retornar para una última campaña más, y quién sabe, tratar de buscar ese cuarto campeonato que le aventaja Bird.

Diana, más que la Michael Jordan del básquetbol latino, es única, sin precedentes. No representó a Argentina como Manu, ni como Oscar Schmidt con Brasil, pero es la que mejor resumé tiene.

Además, su corazón siempre ha estado con Argentina. ¿Qué mejor que eso?

Felicitaciones, gauchos, presuman de los dos mejores jugadores en la historia del básquetbol de nuestra región.