<
>

El próximo destino de Lionel Messi: ¿Volverá a Barcelona o a Newell's? ¿Probará la Premier? ¿Se quedará en PSG?

play
Cristiano y Messi ¿Quién podría ser campeón en Qatar? (2:58)

Analizamos las posibilidades de Portugal y Argentina para la copa del mundo (2:58)

¿Dónde jugará Lionel Messi a continuación? Aunque el internacional argentino se quedará una segunda temporada en PSG, ya se especula con la siguiente etapa de su carrera.

La leyenda de Barcelona será libre de irse en junio de 2023, cuando venza su contrato con PSG, y hay varios destinos que podrían tentarle. Les pedimos a nuestros escritores Sam Marsden, Rob Dawson, Tim Vickery, Jeff Carlisle y Julien Laurens que determinen las probabilidades de cada uno de estos posibles movimientos.

Opción 1: Regresar a Barcelona

Un año es mucho tiempo en el fútbol, y aún más en Barcelona. ¿Podría Messi, a sus 36 años, regresar de forma sensacional al Camp Nou para despedirse como es debido de la afición del Barça?

El presidente Joan Laporta dijo que Messi sólo podría volver como jugador mediante un pase libre, situación que se dará el próximo verano, por lo que la decisión recaería en el entrenador Xavi Hernández si es que el jugador quiere volver a vestir la camiseta del Barça.

Xavi está tratando de reconstruir el Barça desde abajo, y aunque podrían hacerse excepciones debido a la situación financiera del club en el corto plazo, quiere jugadores más jóvenes que presionen y acosen durante los 90 minutos. No quiere un jugador que esté exento de ciertas obligaciones, pero Messi es Messi, y lo que hizo en Barça -convertir 672 goles en 778 partidos, batir récords semana tras semana- podría no repetirse nunca.

Sigue significando mucho para el club. Además, ha demostrado con Argentina, aunque aún no con París Saint-Germain, que sigue teniendo esa chispa con la que otros sólo pueden soñar. Y luego está su relación con Xavi. Si realmente quisiera volver, y si su salario ya no fuera un problema, sería difícil decir que no.

Pero en Barça existe la sensación de que el capítulo de Messi como jugador del club se ha cerrado. Se espera que vuelva a la ciudad a la que llama hogar más pronto que tarde, pero recién cuando haya colgado los botines -- ha dicho, por ejemplo, que le gustaría ser director deportivo. Pero ¿quién sabe dónde estará el culebrón del Barça dentro de 12 meses? Han sucedido cosas más extrañas en los últimos dos años. -- Marsden

Opción 2: Pasar a la Premier League

La Premier League puede ofrecerle a Messi dinero y un desafío, pero la cuestión es si quiere o necesita alguna de estas dos cosas a esta altura de su carrera.

Incluso en Inglaterra, sólo hay un puñado de clubes que podrían permitírselo: Manchester City, Manchester United, Chelsea y Newcastle. Sus vínculos con Manchester City son evidentes, dado el tiempo compartido con el entrenador Pep Guardiola en Barcelona, así como con Txiki Begiristain y Ferran Soriano, pero ese barco podría haber zarpado ya.

Durante años, los dirigentes del club insistieron en que si Messi decidía alguna vez dejar el Camp Nou serían uno de los primeros en la fila, pero cuando llegó la hora de la verdad en el verano de 2021, nunca hicieron un movimiento. El City estuvo seriamente interesado un año antes, en 2020, pero Messi finalmente decidió quedarse en Barcelona. Cuando finalmente se marchó, el City ya había seguido adelante y PSG no tuvo mucha competencia.

Desde entonces, el City ha invertido mucho en delanteros más jóvenes, como Jack Grealish y Erling Haaland, y es dudoso que cambie de rumbo, incluso por Messi, a pesar del enorme atractivo comercial que tendría el fichaje del argentino.

El atractivo de sumar a Messi a una maquinaria de marketing ya masiva sería una consideración clave para Manchester United, pero también es un club que está tratando de dejar de arrojar superestrellas a ciegas en el plantel. Invirtieron en los fichajes de Paul Pogba, Alexis Sánchez y Cristiano Ronaldo, pero eso fue bajo el mandato del exvicepresidente ejecutivo Ed Woodward. Su sucesor, Richard Arnold, transfirió gran parte de la toma de decisiones futbolísticas al director de fútbol John Murtough, que está tratando de armar un grupo de jugadores más equilibrado para el nuevo DT Erik ten Hag después de casi una década de errores de contratación.

La llegada de Messi a Old Trafford entusiasmaría a los fans, pero también luciría como otra decisión cortoplacista en lugar de una dirigida al éxito a largo plazo. El nuevo dinero de Newcastle y los nuevos propietarios de Chelsea hacen que ambos sean potenciales opciones, pero ver a Messi en la Premier League sigue siendo poco probable. -- Dawson

Opción 3: Regresar a Newell's Old Boys

A lo largo de los años, Messi ha alimentado el sueño de terminar donde todo empezó, y volver a su ciudad natal, Rosario, para cerrar su carrera en Newell's Old Boys, el club que dejó a los 13 años. Sin embargo, podría ser una de esas ideas que es mejor dejar en sueño, porque cuanto más cerca parece estar de convertirse en una posibilidad genuina, más remota parece.

Desde el momento en que se desvinculó de Barcelona, sus fans argentinos alegremente percibieron que la selección nacional se había convertido en su prioridad número uno. Pero, por un par de razones, eso podría no traducirse en un tiempo de permanencia en el fútbol argentino.

Una de ellas es si disfrutaría el fútbol. En sus viajes de vuelta al otro lado del Atlántico, Messi ha tenido diversos motivos para criticar el nivel de los campos de juego sudamericanos. Se crio en superficies de juego perfectas, en un estilo de fútbol donde el espectáculo es casi tan importante como el resultado. Nunca ha practicado el fútbol de "ganar a toda costa" que tanto se impone en el fútbol de clubes sudamericano contemporáneo.

Y luego está su familia. Puede que Rosario sea su ciudad natal, pero no es la de sus hijos, que adoran Barcelona y han desarrollado una relación con París.

Los jugadores sudamericanos que han pasado largas temporadas en Europa suelen tener problemas con sus hijos cuando regresan. Puede que el continente sea el hogar del padre, pero no es el hogar de sus hijos, poco acostumbrados al nivel de violencia social al que, por ejemplo, quedó expuesto Emerson Royal, de Tottenham, en medio de un tiroteo la semana pasada después de que le apuntaran con un arma de fuego cuando estaba de vacaciones en Brasil.

Los futbolistas argentinos han experimentado cuestiones similares. Debido al status de Messi, sus hijos no encontrarían lugar donde esconderse, en especial en una ciudad como Rosario. Deberían vivir en una vidriera – con el constante miedo de que el vidrio pueda llegar a romperse en cualquier momento.

De modo que cuando termine su tiempo en Europa, el escenario más probable podría ser una movida a los Estados Unidos. La presión allí no sería tan intensa tanto para el futbolista como para el padre. – Vickery

play
3:34

El gran momento de Messi con la selección argentina

El astro del fútbol disfruta jugar por su país y ya no tanto cuando juega en su equipo, algo que hace años era exactamente al revés. Alex Pareja y Fernando Palomo explican las razones.

Opción 4: Pasar a la MLS

Es un rumor que no cesa: Messi está destinado a Inter Miami.

Messi coqueteó con la posibilidad en enero de 2018, cuando le envió al copropietario del club, David Beckham, un video felicitándolo después de que Inter Miami finalmente recibió la comunicación sobre su posibilidad de comenzar a jugar en 2020. Ambas partes han mantenido un interesante ida y vuelta desde entonces, y hace apenas tres semanas, se reportó que Messi se sumaría a Miami en el verano de 2023 – con un 35% de acciones del equipo. En última instancia, ese reporte se terminó desestimando, pero una posible movida es algo que tiene sentido.

Messi es propietario de un condominio de un valor de $7.6m en Miami Beach, y puede que piense que ese sería el lugar perfecto para pasar los últimos dos o tres años de su carrera como jugador antes de, digamos, regresar a Barcelona en un rol de embajador. Su presencia sin dudas le daría a Miami y a la MLS un enorme impacto publicitario y un gran empujón al deporte de cara a la Copa del Mundo 2026 – cuando Estados Unidos será anfitrión en conjunto con Canadá y México.

La MLS tiene experiencia al momento de sumar jugadores icónicos a la liga, ya sea Beckham, Thierry Henry o Zlatan Ibrahimovic. Y aunque el salario de Messi rondará en las decenas de millones – lo que significa que ganará unos cuantos múltiplos más que el hombre de Chicago Fire, Xherdan Shaqiri, en este momento el jugador con el mejor salario de la liga – valdrá cada centavo invertido en él.

Entonces, ¿Messi terminará en los Estados Unidos? Parecería poco probable. La idea de regresar a Barcelona es un prospecto que lo tienta demasiado, y un último acto con el club de toda su vida sería la movida acertada emocionalmente hablando.

Él también es un futbolista acostumbrado a jugar con los mejores y eso ha puesto a prueba la paciencia de muchos. Pero el socio en la dirigencia de Miami, Jorge Mas, es un hombre que está acostumbrado a conseguir lo que quiere, sin importar cuanto tiempo tenga que esperar. Si puede esperar tres años y medio para conseguir un acuerdo con la ciudad de Miami por el estadio, ¿Qué son un par de años más para una bonanza de dinero como Messi? Esto sí es seguro: Mas, junto con Beckham, va a seguir intentando. – Carlisle

Opción 5: Quedarse en PSG

Cuando Messi firmó con PSG en un pase libre el pasado verano, una movida que quedará en la historia como una de las más grandes de todos los tiempos, el deseo del club francés era asegurárselo con un contrato a tres años. Al final se tuvieron que conformar con dos años con la opción de un tercero, pero por ahora el plan es que se quede en París ese tercer año.

Mucho dependerá de cómo le va en su segunda temporada en la capital francesa, pero hay muchas esperanzas en el club de que, si Messi disfruta de la próxima temporada, va a querer continuar la aventura.

Su primera campaña fue un tanto deslucida por momentos porque necesitó tiempo para adaptarse a una nueva vida y porque no brilló (o no anotó) tanto como solía hacerlo en Barcelona con 11 goles y 15 asistencias en sus 34 partidos. Pero terminó bien la temporada y ya ha dicho que espera que su segundo año en el club sea mucho mejor. Si ese es el caso, y si siente que sigue siendo competitivo y que el equipo lo puede ayudar a ganar otra Champions League, entonces habrá altas chances de que se quede un tiempo más.

Financieramente él es masivo para PSG, y otra temporada con Messi significa mayor ingreso de dinero. El trío MNM (Messi, Neymar, Mbappe) le agrega un enorme valor de marketing a los parisinos y, desde el punto de vista del club, es importante que Messi se quede en el club ese tercer año.

PSG sigue creyendo que tienen más posibilidades de ganar la Champions League con él en el equipo. – Laurens