<
>

Boletos con nuevo sistema para ingresar a los partidos del Tri se pueden transferir entre aficionados

Los boletos deben ser registrados en una página web, sin embargo, se pueden actualizar o eliminar la inscripción para reemplazar los datos

El nuevo sistema para ingresar al Estadio Azteca en los partidos de la Selección Mexicana ayudará a identificar a los aficionados dentro del estadio que no respeten el “Código de Comportamiento, pero inhibe poco a la reventa, debido a que los boletos pueden transferirse, pese a que se pide identificación y un registro con código QR para entrar al inmueble.

Los boletos comprados por la vía tradicional deben ser registrados en una página habilitada por la Selección Mexicana, con los datos del aficionado que lo va a usar. El nuevo sistema, que está en fase piloto, ayuda a evitar la falsificación de boletos, pero no acaba con la reventa.

Según las instrucciones del “sistema de registro de boletos para el acceso a partidos de la Selección Nacional de México”, un mismo ticket puede ser transferido a otra persona, ya sea “actualizando” los datos del aficionado que utilizará el pase o eliminando la “inscripción” para hacer uno nuevo, con datos distintos.

Así, un revendedor puede hacer una transacción con un boleto que ya fue registrado, porque el cambio de nombre se puede aplicar desde un celular, no obstante, evita la falsificación, pues el sistema no reconoce los boletos no válidos o que ya fueron dados de alta en la plataforma.

Una vez modificados los datos, el aficionado puede ingresar con el ticket, su identificación y QR, sin importar si lo compró en la taquilla o en la reventa.

El nuevo sistema será puesto en marcha en una etapa de prueba durante los duelos de de México contra Costa Rica y Panamá, y desde su anuncio se especificó que el objetivo es mitigar las faltas al “Código de Comportamiento”, para evitar más sanciones o vetos por parte de FIFA.

El “Código de Comportamiento” consiste “en que aquella persona que incurra en cualquier cántico, expresión o actitud ofensiva o discriminatoria, podrá ser retirada del Estadio en el momento que esto ocurra y vetada de los partidos de la Selección Nacional de México organizados por la Federación Mexicana de Fútbol por los próximos 5 años”.