<
>

Irving Rubirosa sobre su paso por Xelajú MC: "Siempre me sentí respaldado"

play
¿Cómo fue la estadía de Irving Rubirosa en Guatemala? (3:58)

El extécnico de Xelajú MC habló sobre su paso por el balompié nacional. Describió algunas características a mejorar (3:58)

El técnico mexicano explicó las razones de no haber podido clasificar con los Súper Chivos a la pelea por el título

CIUDAD DE GUATEMALA -- Días después de haberse anunciado su salida del Xelajú MC, de Guatemala, el técnico mexicano Irvin Rubirosa atiende a ESPN Digital para conversar sobre lo sucedido en la institución altense.

Al contrario de lo que se podría pensar, por no haber alcanzado los objetivos y vivir un torneo con ‘turbulencias’, el técnico saca lo mejor de su primera experiencia en el balompié guatemalteco.

Afirma que la clasificación no se consiguió debido a que cuatro jugadores clave no continuaron en el proyecto, mismo que debió mutar a la promoción juvenil. Al final, sus sensaciones son: “Muy positivas. A veces no tenemos claro cómo es que se compite en Centroamérica, específicamente en Guatemala.

"A veces demeritamos y pensamos que es muy sencillo y la verdad es que no. Con sus características muy particulares, la competencia en la Liga Nacional no es sencilla. Es una liga competitiva, donde hay ciertos equipos que sacan cierta ventaja por tener infraestructura diferente”.

“Lamentamos no haber tenido los números que hubiéramos deseado, pero la experiencia como tal, haber trabajado en un proyecto que al final mutó, de ser un proyecto pensado para pelear por el título, al final terminó siendo un proyecto de jóvenes. Y ahora lo jóvenes tienen esa ventaja de haber acumulado minutos, probablemente sin querer. El proyecto no estaba orientado a jóvenes y al final así terminó siendo”.

Conciencia tranquila

El estratega, que llegó a Guatemala en octubre del año pasado, analizó el Torneo Clausura 2022, en el que Xelajú MC concluyó en la décima casilla con apenas 23 puntos. “No terminamos satisfechos, porque nos hubiera gustado clasificar y pelear por el título, pero si con la conciencia tranquila y con la dignidad y orgullo de haber hecho nuestro máximo esfuerzo y de haber hecho un buen trabajo con los jóvenes”.

“Las bajas de cuatro o cinco jugadores referentes, que en el torneo anterior sí teníamos y que, para este, más allá de reforzarnos, no llegó nadie y estos cuatro o cinco tuvieron que salir de la institución o sufrir lesiones fuertes como la de Héctor Moreira y ‘Chava’ Estrada, nuestros dos centrales”.

“Después se fue ‘Chuleta’ -Javier Orozco-. Hacía una aportación importante y podía dar mucho más, pero se va. Juan Barrera, que fue también capitán, es dado de baja. Nosotros perdimos a esos cuatro jugadores y no nos reforzamos. Si hubiéramos tenido a estos cuatro, no me cabe duda que hubiéramos calificado, no sé si para pelear por el campeonato, pero si para pelear. Nos quedamos a dos juegos”.

¿Hubo indisciplina?

Dados los malos resultados, empezaron a hacerse fuertes los rumores de problemas de indisciplina en el plantel. De hecho, esa situación hizo que Juan Barrera fuera dado de baja, pero Rubirosa no da crédito a eso, al contrario.

“Nada, fueron solo especulaciones. Yo solicité que me enseñaran o que trajeran a la gente que había mandado los videos donde se veía a los supuestos jugadores en fiestas. Nunca llegaron. Yo tengo una filosofía, soy muy respetuoso de la vida privada de los jugadores. No conozco, nunca he estado en un plantel donde no exista un asado, una convivencia. En donde jóvenes de entre los 20 y 30 años, que están en su mejor etapa de vida, no puedan hacer algo en su casa”.

“A mí me parece un error haber separado gente por esa situación, no me parecía esa una causa por la cual el equipo no metiera gol o no ganara un partido. El vestidor siempre fue sano, siempre hubo comunión especial. Hasta el último partido siempre hubo respaldo, de ellos hacía mí y de mí hacia ellos. No hubo mal vestidor, no hubo jugadores indisciplinados, no hubo problemas internos, no hubo absolutamente nada”.

Irvin Rubirosa destaca que siempre se sintió respaldado en Xelajú MC. “Los jugadores así me lo manifestaron y lo veía al entrenar. Ellos me daban el respaldo con su trabajo, con su disposición. La directiva también. Siempre me sentí respaldado. Siempre me sentí con esa libertad de trabajo”.

Ahora el estratega mexicano buscará nuevos proyectos, mientras el equipo chivo será dirigido por el guatemalteco Marvin Amarini Villatoro.