<
>

Griezmann se acerca al Atlético en una operación de intercambio

play
Barcelona le hizo un chantaje emocional a Messi (2:16)

Alex Pareja afirma que Barcelona sacó provecho de la parte sentimental para convencer a Messi a que se quedara vistiendo la camiseta culé. (2:16)

Antoine Griezmann apura sus vacaciones sabedor de que su nombre aparece ya sin disimulo en todas las quinielas de futbolistas llamados a abandonar el Barça este verano y regresará en pocas horas a Barcelona dispuesto a conocer directamente los planes que tiene el club, abierto a todos los escenarios... Pero con el Atlético Madrid, si debe dejar el Camp Nou, como destino predilecto. De hecho, prácticamente único.

"Éste será un mercado en el que habrá muchas operaciones de intercambio entre los clubs", avanzó hace ya más de dos meses Javier Tebas, presidente de LaLiga y argumentando su afirmación en la crisis por el coronavirus que ha restado dramáticamente el poder financiero de los equipos del campeonato español... Y Europeo.

En el Barça tienen clara esta circunstancia, lo reconoció igualmente el presidente Joan Laporta, y después de cerrar a coste cero los fichajes de Éric García, Sergio Agüero y Memphis Depay o el fichaje a bajo coste de Emerson, la siguiente operación serviría para reducir la masa salarial y, de paso, reforzar la plantilla con dos jugadores del perfil que busca el club: un medio físico y un lateral izquierdo que sea alternativa a Jordi Alba. Saúl Ñíguez y Renan Lodi apuntan a ser los protagonistas, si bien el caso del lateral no está tan avanzado, ni tan claro, como el del mediocampista.

Fuentes cercanas a Griezmann explicaron a ESPN Deportes que al acabar la temporada, cuando se incorporó a la concentración de la selección francesa para disputar la Eurocopa, el Barcelona le trasladó un mensaje de tranquilidad, asegurándole que entraba en los planes de Ronald Koeman y que el club no se planteaba su marcha... Aunque con el paso de los días sus asesores empezaron a sospechar no ser tan cierto al conocer a través de terceros que el Barça le estaba colocando en el mercado por medio de diferentes representantes y que había valorado la opción de negociar un trueque con el Atlético, noticia que avanzó Mundo Deportivo la pasada semana y de la que en un principio se aseguró no tener constancia en el entorno del propio futbolista.

En los últimos días varios clubs sondearon al jugador para conocer su situación y disposición a fichar en caso de abandonar el Barcelona pero a través de sus asesores más cercanos solventó no atender ninguna opción hasta tener información directa y concisa del propio club azulgrana, en un principio al incorporarse a la pretemporada el 20 de julio.

SAÚL

Por su parte, Saúl es viejo objetivo del Barça y también está dispuesto a salir del Wanda después de perder protagonismo durante las dos últimas temporadas. El español sólo fue titular en 22 partidos del último campeonato de Liga. En el pasado, el Barça ya había mostrado interés en fichar al centrocampista y se aseguró una opción preferencial, ya caducada, cuando David Villa firmó en 2013 por el club madrileño.

Evidentemente, el valor de mercado de Griezmann con el de Saúl es muy descompensado, por lo que no se descarta que se incluyan otros futbolistas que puedan equilibrar la balanza y que sean del agrado del Barça. Ronald Koeman, el entrenador del Barça, sigue interesado en reforzar su mediocampo después de haber perdido a Georginio Wijnaldum, que se fue al Paris Saint-Germain por dinero.

MÁS OPCIONES

La confirmación de las conversaciones entre Barça y Atlético, sin embargo, motivaron que Griezmann empezase a valorar esta opción, conocedor de que se trataba su nombre en un intercambio con Saúl que desde el club azulgrana no se rechazó, al contrario, al ofrecer el perfil de centrocampista que persigue para incorporar a su plantilla y, económicamente, considerarse una operación tan factible como aconsejable... Pero que podría no reducirse a los dos jugadores.

El club azulgrana necesita amortizar algo más de 70 millones de euros del fichaje de Griezmann y ESPN Deportes pudo confirmar que plantea incluir en la operación, además de Saúl, a Renan Lodi, lateral zurdo brasileño de 23 años y que llegaría al Camp Nou como alternativa a Jordi Alba, una vez Junior Firpo fue traspasado al Leeds United. Titular con la canarinha que disputó la Copa América, Lodi acompañaría al mediocampista en el Barça en un intercambio sin coste económico, o mínimo, que provocaría que el club azulgrana no arrojase pérdidas en cuanto al fichaje de Griezmann. Además de reducir la masa salarial de la plantilla.

Griezmann, que tiene un salario neto superior a los 12 millones de euros en el Camp Nou (rebajó la ficha de su último contrato en el Atlético añadiendo unos bonus por títulos que no ha conseguido), recuperaría prácticamente el que disfrutaba en el club colchonero mientras que el coste salarial conjunto de Saúl y Lodi se contempla bastante inferior, más aún en los nuevos parámetros con los que trabaja Mateu Alemany: fichas muy ajustadas y premios por rendimiento, al margen de títulos.

La última palabra para encajar el engranaje la acabará teniendo Antoine Griezmann, que volverá a Barcelona en las próximas horas conociendo ya las intenciones del Barça y dispuesto, contrariamente a lo que pretendía hace escasamente un mes, a hacer las maletas de vuelta al Atlético.

Muy apreciado por Diego Simeone, con quien mantiene una excelente relación y muy dispuesto a volver a contar con él en la plantilla rojiblanca cuadrar su salario se sospecha el último obstáculo para consumar la operación.

Información de Moisés Llorens y Sam Marsden fue utilizada en esta nota.