<
>

Adal Ramones, el enamorado de Cartaginés por casualidad

play
¿Por qué las entradas del fútbol tico son más caras en comparación al resto de Centroamérica? (0:47)

Fernando Ocampo, presidente de Alajuelense, explica los "altos" costos de las entradas para la final nacional. (0:47)

El humorista mexicano se encuentra en Costa Rica para presencial la final entre brumosos y erizos, ayer brindó conferencia de prensa

Hoy, Cartaginés se encuentra a las puertas de seguir soñando por ser campeón nacional después de 81 años, pero al frente debe sobrepasar el difícil escollo que significa Liga Deportiva Alajuelense, y la emoción que le alberga por llegar al título 31 a lo largo de su historia.

El apoyo para el cuadro brumoso podría ser hasta nacional, pero más allá de las vibras ticas, también el conjunto histórico recibe ayuda emocional desde fuera de las fronteras del país centroamericano.

Uno de esos seguidores más fervientes es el reconocido humorista mexicano, Adal Ramones quien vino a Costa Rica hace cuatro años, a una Teletón, y se devolvió a su natal país con un amor en el pecho, el del Cartaginés.

Es tanto su fervor que se encuentra ‘concentrado’ con el equipo brumoso, ayer brindó una conferencia de prensa en el hotel de concentración, y dio detalles sobre ese cariño especial al equipo tico.

“En el 2018 estuve en una Teletón acá en Costa Rica, me encontraba en el escenario animando con Choché Romano y se empezó a decir que quién le va a Saprissa o quién es de Alajuelense, pero atrás un niño gritaba y no le escuchaba. Pedí que lo dejaran hablar y el niño dijo que le iba a Cartaginés, que era Cartaginés y no entendía. Choché me dijo que ese era un equipo que tenía muchísimos años de no ganar”, explicó.

Ante los medios de comunicación, Adal Ramones dijo que la lealtad que le tiene ese niño al Cartaginés es de admirar y eso fue lo que más lo cautivó a seguir el equipo a pesar de sus constantes compromisos en México, y Estados Unidos.

“Normalmente la gente cuando su equipo no gana se cambia de colores, como si uno se pudiera cambiar el ADN. Muchos lo pueden hacer, pero no debería ser así. Cuando un niño de cinco o seis años muestra esa lealtad, me movió y me dije que iba a ser cartaginés de corazón”, expuso el artista azteca.

El amor de Adal Ramones por Cartaginés también se traduce a hechos, el mexicano sigue muy de cerca todo lo que tiene que ver con el equipo, al punto que se sabe los movimientos de pies a cabeza.

“Desde que Cartaginés se acercó a este momento histórico, he estado muy pendiente. Me llenó de emoción que la afición se tiró a las calles a celebrar el pase a la final. Hay mucho fervor, emoción, adrenalina y sé que hay mucha gente que quiere ver campeón a Cartaginés”, finalizó.

Adal Ramones fue invitado por la administración de Cartaginés para que presencie el partido en uno de los Palcos del Morera Soto.