<
>
CONTENIDO EXCLUSIVO
Obtén ESPN+

La Novena: De liderazgo silencioso, promesas antihigiénicas y la historia de las guantillas

Jonathan Daniel/Getty Images

1. JOSÉ ABREU ES UN TIPO callado. Muy callado. No sé si será por su ligera tartamudez o su personalidad introvertida. No puedo asegurarlo. Apenas coincidí con él en el Juego de Estrellas de la Serie Nacional Cubana en 2011. Tampoco fue, ni ha sido, un pelotero mediático. Desde que jugaba en Cuba, otros han sido más atractivos para los medios. Sin embargo, en la última década Abreu ha sido el pelotero más consistente de la ya considerable armada cubana en las Grandes Ligas. Un premio de novato del año en 2014 y otro de Jugador Más Valioso (2020) le colocan en un peldaño por encima del resto. A eso habría que agregarle que el inicialista de los Chicago White Sox marcha líder en carreras impulsadas 104, empatado con Salvador Pérez, y podría convertirse en el primer jugador que domina ese departamento en tres temporadas consecutivas desde que lo hizo Cecil Fielder para los Detroit Tigers en 1990, 1991 y 1992. Además, y algo que no se mide con estadísticas tradicionales o sabermétricas, Pito es el líder de su equipo. El maestro, el rostro de la franquicia, el hombre de la última palabra. En resumen... es el Alfa de un grupo que apunta a grandes cosas.

2. NO HAY DUDAS que la especialidad de Abreu es remolcar carreras. En sus ocho temporadas ha rebasado la considerable cifra de 100 impulsadas en seis oportunidades. Habría que acotar que en la campaña 2020 apenas se celebraron 60 partidos por causa del COVID-19 y Pito remolcó exactamente 60 carreras. A una por juego, ¡una barbaridad! Desde que debutó en 2014, Abreu marcha segundo en remolques, con 775, en ambas ligas. Según el grupo de ESPN Stats & Info, solamente le antecede Nolan Arenado (799). El mánager de los White Sox, Tony La Russa, está consciente de la clase de bateador que tiene bajo su amparo. Recientemente dijo sobre el inicialista: "Su consistencia y competitividad, y la forma en que se prepara, donde literalmente puede atacar lanzamientos en todas las partes de la zona de strike, están representados en sus totales de carreras impulsadas. La estadística (liderar la liga en carreras impulsadas), eso es algo que se gana con esfuerzo, hombre. (...) Mucho trabajo, muchos días en los que estoy seguro de que está adolorido, va a la caja y se concentra cuando otros muchachos se distraen. Un productor de carreras, especialmente cuando estás en el medio de la alineación y todos están tratando de detenerte, es un trabajo realmente difícil".