<
>
CONTENIDO EXCLUSIVO
Obtén ESPN+

Por qué el intercambio de Yu Darvish es aterrador para todo el béisbol

play
Lo que las movidas agresivas de los Padres significan para el estado de MLB (2:17)

Jeff Passan explica como los equipos que suelen gastar mucho como los Yankees, los Dodgers y los Red Sox han optado por alejarse del mercado, lo que ha permitido que los Padres sean más agresivos en la temporada baja al conseguir en cambios a Blake Snell (2:17)

Veintinueve equipos de béisbol tuvieron la oportunidad de adquirir a uno de los mejores lanzadores del mundo por poco más que un puñado de billetes de lotería, y solo uno saltó sobre él. Si el congelado mercado de agentes libres este invierno no fuera una señal suficiente de que las Grandes Ligas tienen un problema de anticompetitividad, el intercambio de Yu Darvish a los San Diego Padres envió un claro recordatorio de que la inacción no es solo un problema en el campo.

La agresividad de los Padres al negociar con Darvish y el ex ganador del Cy Young Blake Snell durante un período de 24 horas contrasta radicalmente con la gran mayoría del resto del deporte, que ha sido paralizado por una clase de propietarios que utiliza la pandemia de coronavirus como excusa para recortar la nómina. El dinero fue el factor que contribuyó para que los Chicago Cubs, una de las franquicias más emblemáticas del deporte, enviara a Darvish, su mejor jugador en 2020, por un año del abridor Zach Davies y cuatro prospectos, tres de ellos adolescentes que no han tenido un turno al bate profesional y uno de 20 años con menos de 300 en la liga de novatos.

Cualquier crítica sobre la recompensa en el cambio es vacía sin una inmersión más profunda en por qué un jugador de la clase de Darvish trajo una miseria relativa. La respuesta a esa pregunta une muchos de los problemas que deberían preocupar a los administradores del juego: la complacencia mostrada por demasiadas franquicias; la caja de Pandora de playoffs ampliados; el mal aspecto de todos los equipos con mayores ingresos en el juego que practican alguna versión de austeridad simultáneamente, y los efectos combinados en las relaciones laborales con un convenio colectivo a menos de un año de su vencimiento.