<
>

Víctor González, prospecto mexicano de Dodgers que Julio Urías salvó del retiro

play
El duro camino del mexicano Víctor González (2:04)

El lanzador mexicano estuvo a punto de retirarse, pero gracias a Julio Urías continúa en los Dodgers con ganas de triunfar. (2:04)

Era el día después de que concluyó la Serie Mundial, los Washington Nationals se coronaron ante los Houston Astros en el Juego 7, cuando el teléfono sonó. Era la llamada que Victor Gonzalez estaba esperando, la llamada que todo jugador profesional desea recibir.

“Fue algo increíble, no lo creía yo, al principio no le entendía al que me hizo la llamada de lo nervioso que estaba. Me dijeron que cuando se terminara la Serie Mundial, tenía cinco días para recibir una llamada y al día siguiente en la mañana la recibí. Fue cuando me dijeron que estaba en el roster de los 40, fue algo muy emocionante para mí y mi familia”, recordó González con una sonrisa en entrevista para ESPN Digital.

El lanzador mexicano, de 24 años de edad, aparece en la nómina de 40 jugadores de Los Ángeles Dodgers para la campaña 2020. González vivió un impresionante 2019 en ligas menores, donde el oriundo de Tuxpan, Nayarit tuvo un rápido ascenso hasta Triple A gracias a sus actuaciones. En 38 apariciones en las tres categorías, registró 2.31 de efectividad y 93 ponches.

“El año pasado me concentré para trabajar duro y eso me ayudó mucho. Tuve pláticas con entrenadores, jugadores, yo me acercaba y le preguntaba cosas pequeñas a un compañero americano, aunque no hablo mucho inglés, pero peguntaba como pudiera hasta en señas y eso me ayudó mucho, el comunicarme con compañeros y entrenadores”, compartió Víctor quien puede ser abridor o relevista.

De no ser por la presente crisis mundial de salud por el COVID-19, la temporada de Grandes Ligas ya hubiera iniciado y quizá la plática sería distinta, pues aunque ya se dio el primer paso de González con el primer equipo, aún queda pendiente concretar el debut en la Gran Carpa.

“Ha sido muy difícil, se te hace difícil entrenar y estar encerrado en el hotel. Hay días que entreno afuera del hotel, hay días que entreno con Julio Urías, lo bueno que tengo muy buena comunicación con él. A veces voy a practicar a un parque por donde él vive. Hemos estado practicando, haciendo nuestra rutina, corriendo”, compartió González quien se encuentra en Arizona entrenando.

Y es que la relación de ambos lanzadores zurdos mexicanos de Dodgers data 8 años atrás. En 2012, tanto González como Urías fueron firmados por el conjunto angelino como agentes libres viniendo de México.

“Firmamos en el 2012 los dos. Yo fui a la Academia de los Diablos que está en Oaxaca, ahí duré un curso, luego me fui a la Academia del Carmen en Monterrey y cuando regresé a Oaxaca es cuando nos conocimos. Julio duró dos semanas antes del showcase que hubo”, recordó Victor.

PENSÓ EN EL RETIRO

El camino rumbo a Grandes Ligas ha tenido obstáculos, incluso hubo un momento en que González pensó en retirarse. En 2017 el joven jugador fue sometido a una cirugía Tommy John.

“Cuando me dijeron que me iban a operar pensé que podían venir cosas mejores, pero en el 2018 creo que fue el momento más complicado en mi carrera. Yo me quise retirar, quise tirar la toalla y dejar el béisbol porque todo el tiempo estaba lesionado. Yo pensé que después de la operación ya iba a estar sano, pero batallé mucho para estar al cien, seguían las lesiones en el hombro, la velocidad iba bajando, tuve complicaciones, me frustré mucho”, recordó el lanzador.

Tras momentos de incertidumbre, González regresó a su natal México sin deseos de volver a Estados Unidos a jugar su amado deporte. La duda sobre si la edad ya le había pasado, en ese momento tenía 23 años, acechaba a Víctor quien se cuestionaba el sueño. Se necesitó del apoyo de su familia, amigos y el mismo Urías, para que González decidiera reaparecer para el entrenamiento de primavera en 2019.

“Julio me decía que le echara ganas, que todavía tenía la edad, que muchos quisieran la oportunidad que tenemos. El año pasado era mi último del contrato, iba a ser agente libre después y me decía que aprovechara la oportunidad, aunque fuera un año, meses o días porque muchos peloteros no tienen esta oportunidad y muchos la quisieran. Pensé mejor las cosas y tenía razón”, dijo González.

Poco sabía que el 2019 sería precisamente el año que lo catapultaría a Grandes Ligas. Una de sus estadísticas destacadas, fue que González permitió solamente tres carreras en 29 entradas ante bateadores zurdos.

“Pasaron las semanas y empecé a tirar más fuerte, me dieron la oportunidad de ir a la Liga de California y estuvieron muy bien los pitcheos y gracias a Dios terminé muy bien la temporada y sobre todo no hubo lesiones”, dijo.

Víctor ya tuvo una probadita de lo que es abrir un juego para los angelinos, durante el Spring Training en Arizona previo al parón por la pandemia, el pasado 2 de marzo el jugador mexicano lanzó por espacio de 2 entradas ante los Texas Rangers, retiró a los 6 bateadores que enfrentó, ponchando a 2.

“La primera aparición que tuve en el Spring Training estaba un poco ansioso de ya poder salir a lanzar a esos bateadores. Nunca había tenido un enfrentamiento en un campo de entrenamiento de Grandes Ligas y fue muy emocionante. Imagino el debut será algo más emocionante y ansioso porque son juegos de la liga, mucha gente, la adrenalina, creo que una vez que pase el primer lanzamiento ya se suelta todo eso”, dijo González.

Walker Buehler, el mejor lanzador de Dodgers la temporada pasada, elogió a González, “He sido aficionado de Víctor desde hace mucho tiempo. Jugamos juntos en Clase A baja. Estoy muy feliz por él. Simplemente hace los lanzamientos, siempre lo ha hecho. Lo que recuerdo de jugar con él es que no siempre era lo más bonito, pero parecía que siempre haría el pitcheo importante. Eso es algo bueno de tener”, fueron las palabras de Buehler a través del portal de MLB.

“Cuando vi esa nota fue la verdad una motivación más que un jugador de Grandes Ligas diga eso, en 2016 jugamos juntos. Es una motivación extra para trabajar fuerte y poder estar en el equipo en Los Ángeles y poder jugar con él (Buehler) y Julio (Urías) y todos los que están ahí y espero se cumpla el sueño”, finalizó González.