<
>

Sue Bird dice que la idea de jugar en una nueva arena con el Seattle Storm es 'muy tentadora' mientras contempla regresar

play
¡Campeonas! Sky gana su primer campeonato de la WNBA (2:24)

Allie Quigley registra 26 puntos y Candace Parker agrega 16 tantos y las Sky superan a las Mercury para celebrar su primer título de la WNBA. (2:24)

Después de recibir un homenaje mientras el Seattle Kraken de la NHL inauguró el Climate Pledge Arena el sábado en la noche, la base del Seattle Storm, Sue Bird dijo el lunes que el prospecto de regresar para su 19na temporada de la WNBA en la arena nueva es “muy tentador”.

Bird, quien cumplió 41 años este mes, no se comprometió sobre su futuro después de recibir una serenata con un coro de “¡Un año más!” por los aficionados del Storm cuando el equipo quedó eliminado de los playoffs en septiembre en su hogar provisional, Angel of the Winds Arena en Everett, Washington.

En la edición del lunes de ManningCast en ESPN durante Monday Night Football, Bird apareció como una invitada en el tercer cuarto de la derrota de los Seattle Seahawks 13-10 ante los New Orleans Saints. Cuando le preguntaron si se decidió sobre el retiro, Bird citó su experiencia en el revés del sábado del Kraken 4-2 frente a los Vancouver Canucks.

“No lo sé“, dijo Bird. “Por suerte nuestra agencia libre no empieza por un rato, así que tengo tiempo para pensar.

“Recién abrimos una nueva arena aquí en Seattle, y por casualidad estaba ahí para el inicio del partido del Kraken. Y … fue tentador. Los pensamientos de jugar ahí fueron muy seductores. Los dejo con eso”.

Ya una figura legendaria en Seattle gracias a su papel clave en los cuatro campeonatos de Seattle en la WNBA, Bird estuvo entre varias estrellas deportivas locales que asistieron el sábado a ver a los Krakens, un grupo que también incluyó a DK Metcalf, Bobby Wagner y Russell Wilson de los Seahawks y los ex astros de los Seattle SuperSonics, Shawn Kemp y Gary Payton.

Como Kemp y Payton, Bird jugó la mayor parte de su carrera en el KeyArena, la encarnación previa del Climate Pledge Arena. Una renovación que costó más de $1 mil millones retuvo tan solo el histórico techo y las ventanas exteriores del KeyArena, creando un nuevo edificio -- uno que Bird llamará su hogar si decide regresar para la temporada 2022.