<
>

Héroe ante México, Santos superó el sufrimiento en la infancia y ahora es la esperanza brasileña por el oro

play
Joserra: 'Se fue el sueño de la medalla' (1:32)

José Ramón Fernández habla de la derrota de la representación varonil de futbol de México en la semifinal olímpica ante Brasil. (1:32)

Uno de los elementos más destacados de la Selección de Brasil en los Juegos Olímpicos de Tokio es Santos, quien detuvo un penalti en la semifinal contra México que garantizó un lugar en la final contra España

El menor de ocho hermanos tuvo una infancia humilde en la finca del pequeño pueblo de Cabaceiras-PB (cinco mil habitantes) con su familia de agricultores. Incluso ayudó un poco a sus padres con las tareas, pero logró cumplir su sueño de ser jugador de futbol.

"No me puse a trabajar en cosas fijas, pero siempre hice algunas cosas para ganar algo de dinero y tener un momento de ocio o comprar algo. Soy el más joven y no tenía tantas obligaciones", le dijo Santos a ESPN en 2019.

Después de destacar por el Porto-PE en la Copa de Fútbol Junior de São Paulo en 2008, fue al Athletico-PR y ahí vio su vida cambiar. Antes de destacar, tuvo que esperar unos años para tener una oportunidad con los profesionales.

"Tuve la paciencia, la tranquilidad y la perseverancia para perseguir y llegar a donde quería", dijo.

Gran admirador de Dida, el arquero tiene un perfil similar al del ídolo: es un tipo más reservado, tranquilo y no suele hacer declaraciones llamativas.

"Tenía una forma de jugar muy diferente a los demás, era muy tranquilo. Lo imitaba y le tengo mucha admiración".

Como el ex portero del Milan, Santos se destaca desde la línea en la tanda de penaltis. En el Torneo de Onbendorf, en Alemania, el Atlético-PR venció al Borussia Dortmund en la final -que tuvo a Mario Gotze- con dos penaltis atajados por Santos.

En el primer equipo, también brilló en las disputas de los títulos de la Copa Sudamericana 2018 y la Copa do Brasil 2019.

Contra Flamengo sacó dos penales en el Maracaná, por los cuartos de final de la Copa do Brasil. En la semifinal ante el Grêmio (victoria por 5-4 en los penaltis), sacó el penalti de Pepe.

"En el momento del penalti, es un juego mental y quien esté más preparado y con total concentración gana el mejor. Por supuesto que entrenamos, pero ese momento de concentración eres tú y el pateador en ese momento. El resto del mundo se olvida. En la práctica lo que trabajas y crees", informó.

Con todo el protagonismo, Santos fue convocado varias veces por Tite para el principal equipo brasileño y fue convocado por André Jardine para los Juegos. En cinco partidos, ha concedido solo tres goles.