<
>
2019/20 UEFA Europa League, Cuartos de final
  • Nicolò Barella (15')
  • Romelu Lukaku (21')
  • Kai Havertz (24')

Inter venció a Leverkusen y está en semis de Europa League

El belga Romelu Lukaku, que marcó un gol y dominó el juego con su asombroso poderío físico, llevó este lunes al Inter a las semifinales de la Europa League, tras el triunfo por 2-1 contra el Bayer Leverkusen en Düsseldorf.

Con su noveno gol consecutivo en el certamen, Lukaku dejó atrás el récord del inglés Alan Shearer, quien se detuvo en ocho en 2005 con el Newcastle, y prolongó el sueño europeo del Inter a costa de un Leverkusen en el que el talentoso alemán Kai Havertz pudo haber disputado su último partido con el club.

El rival del Inter en las semifinales será el ganador del cruce entre el Shakhtar Donetsk y el Basilea, que se enfrentarán este martes en el Veltins Arena de Veltins Arena de Gelsenkirchen.

Este lunes en Dusseldorf, el técnico Antonio Conte repitió el once que ganó 2-0 al Getafe en los octavos, de nuevo sin el danés Christian Eriksen, y su equipo salió con las ideas claras: superar la presión de Leverkusen, en el que faltaba el chileno Charles Aránguiz por acumulación de tarjetas, con pelotas altas para aprovechar el poderío físico de Lukaku y activar a Lautaro Martínez.

Una estrategia que dio enormes beneficios al Inter, que tardó veinte minutos para hacerse con una doble ventaja. Un disparo con el exterior de la pierna derecha desde el borde del área de Nicoló Barella, tras un intento de Lukaku rechazado por la zaga, determinó el 1-0 al cuarto de hora. Apenas cinco minutos después Lukaku, de potencia pura tras aguantar la presión del burkinés Edmond Tapsoba, puso el 2-0.

Pudo definirse definitivamente pocos segundos después, cuando Lukaku encaró en un mano a mano al arquero finlandés Lukas Hradecky. Sin embargo, el belga perdonó el tercer tanto y el conjunto alemán lo aprovechó de forma inmediata para recortar distancias de la mano de su estrella, Kai Havertz, tras una brillante combinación con el alemán Kevin Volland.

Pudo pasar de todo en pocos instantes, ya que en la acción siguiente el árbitro español Carlos Del Cerro Grande pitó un penal a favor del Inter por un presunto toque con la mano en el área, aunque el VAR intervino para detectar el error y corregir la decisión.

Poco a poco, el Leverkusen adelantó su posición y aumentó la presión, aunque las mejores oportunidades siguieron siendo para el Inter, que rozó dos veces el tercer tanto al comienzo de la reanudación con Roberto Gagliardini.

Ante un conjunto alemán, en el que también entró el jamaicano Leon Bailey, que seguía apretando, Conte trató de añadir técnica y velocidad para aprovechar los espacios y dio lugar a Eriksen y a Alexis, quienes estuvieron a punto de sentenciar el choque a los 65'. Sin embargo, el "Niño Maravilla" se topó con Hradecky tras un excelente pase de Eriksen.

El Inter siguió perdonando oportunidades hasta el final, con Eriksen y el nigeriano Víctor Moses, pero el Leverkusen no tuvo fuerzas ni recursos para romper el muro defensivo liderado por el uruguayo Diego Godín.

Tras siete minutos de tiempo añadido, otro penal primero pitado y luego negado por el VAR y una última demoledora acción de Lukaku frenada por una falta a un rival, el Inter selló su bclasificación para las semifinales en una competición en la que su único objetivo es llegar hasta la final de Colonia.