<
>

El abrazo del 'Chucky' y Gattuso que ilusiona con una gran temporada

play
Todas las diabluras del 'Chucky' Lozano ante el Atalanta (1:51)

El mexicano consiguió un doblete, pero tuvo un par de oportunidades más para acrecentar la goleada. (1:51)

El abrazo de Hirving Lozano y Genaro Gattuso luego de que el mexicano le anotara a Atalanta, la semana pasada en la Serie A, es la mejor estampa de la felicidad, la reconciliación de una pareja que conocía su capacidad para entregar mejores resultados; pero que se hallaba en las penumbras de la irregularidad y el talento desperdiciado.

El ‘Chucky’, la esperanza por la que el Napoli pagó 40 millones de dólares el año pasado para ser la compra más cara en la historia del club (un honor recientemente perdido con la llegada del nigeriano Victor Osimhen, por 71.1mdd), tuvo una primera temporada para el olvido con cinco goles y dos asistencias en 39 partidos, pero solo 10 de ellos como titular.

Gattuso, un férreo jugador en sus años de juventud, no toleró la displicencia del mexicano y llegó incluso a correrlo del entrenamiento. Tras la suspensión del torneo por la pandemia de Covid-19, Lozano volvió para tener más actividad, pero apenas marcó dos goles en 10 partidos jugando unos minutos por encuentro. Ni siquiera participó en la final de la Copa, que ganó su equipo y le dio el boleto a la Europa League.

En medio de las versiones por su eventual salida del club, Lozano se alejó de los reflectores y el 20 de septiembre, en el inicio de la Serie A, participó en las jugadas de dos goles frente al Parma. Una semana después tuvo su primer doblete frente a Genoa, y luego de perder por no presentarse contra la Juventus (debido a contagios por coronavirus) le recetó un nuevo doblete al Atalanta. Cuatro goles en tres partidos jugados; el año pasado tardó 21 encuentros en llegar a esa cifra, según ESPN Datos.

Entonces había ya una buena razón para ganarse el abrazo de su técnico, con ilusiones y expectativas renovadas para ser el ‘Chucky’ que Europa conoció jugando para el PSV, donde tuvo un par de temporadas rondando las 20 anotaciones en cada una de ellas y jugando casi a cada semana.

Más aún, nunca antes en Europa Lozano había comenzado la temporada con par de dobletes, en Holanda tardó cinco jornadas en llegar a esa cifra en cada una de las dos campañas que jugó. A sus 25 años ya tiene 49 goles en Europa, ha recuperado la titularidad, carga con la responsabilidad ofensiva del equipo y está a un gol de los mejores anotadores del torneo.

Lozano, de acuerdo a ESPN Datos, ha tirado 10 veces a portería y anota cada 2.1 intentos, una marca que llena de esperanza a un Napoli que, tras fracasar en la temporada anterior y encontrar una puerta a Europa vía la Copa, ahora espera volver a las posiciones de privilegio y calificar a la Champions League. Para ello necesita la mejor versión del ‘Chucky’, para hacer frente a la Juve de Cristiano o el Milan de Zlatan.