<
>

Jornada de palizas y sorpresas en el Día de Acción de Gracias

Cowboys y 49ers no tuvieron problemas para ganar con marcadores abultados, mientras Detroit no pudo cumplir el pronóstico y cayó en casa


Para muchos --y me incluyo-- el Día de Acción de Gracias marca el inicio de la cuenta regresiva hacia los playoffs.

A partir de ahora las derrotas comienzan a ser más costosas porque generalmente se disputan más duelos divisionales que en cualquier otra época del año.

Este día no fue la excepción, con tres duelos divisionales en la Conferencia Nacional que estuvieron marcados por dos palizas y una sorpresa.

En el primer juego de la jornada los Detroit Lions eran amplios favoritos para vencer en el Ford Field a los Green Bay Packers, pero estuvieron abajo en el marcador desde la primera serie del partido y realmente no mostraron el espíritu combativo de otras semanas.

De hecho, Green Bay llegó a tomar una ventaja 23-6 en la primera mitad luego de capitalizar las tres entregas de balón que tuvo el quarterback de Detroit, Jared Goff.

Difícilmente los Packers lograrán reclamar un boleto de comodín en los playoffs de la Conferencia Nacional, pero al menos esta temporada ya aseguraron que no serán barridos por dos de sus tres rivales en la NFC Norte.

Para los Lions, esta es una llamada de atención de que no pueden bajar el ritmo a partir de ahora porque el sueño de llegar lejos en los playoffs se puede esfumar muy rápido.

Por la tarde fue el turno de los Dallas Cowboys, otro protagonista tradicional del Día de Acción de Gracias, que no tuvieron problemas para arrollar 45-10 en casa a los Washington Commanders en un juego entre rivales de la NFC Este.

Dak Prescott tuvo una gran actuación con cuatro pases de touchdown a cuatro jugadores distintos: Brandin Cooks, CeeDee Lamb, KaVontae Turpin y Rico Dowdle. Sin embargo, el gran protagonista de la noche fue el esquinero DaRon Bland.

El back defensivo interceptó un pase de Sam Howell en el último cuarto y devolvió el balón 63 yardas hasta las diagonales para hacer historia en la NFL y en la franquicia.

Bland se convirtió en el primer jugador en la historia de la NFL en devolver cinco intercepciones para touchdown en una misma temporada y se convirtió en el líder histórico en la franquicia de los Cowboys en ese departamento.

Finalmente, los San Francisco 49ers dominaron en el juego nocturno a los Seattle Seahawks para alejarse en la cima de la NFC Oeste.

Los Niners arrancaron el juego mostrando su poder ofensivo con un acarreo de touchdown de Deebo Samuel y tuvieron una ventaja 24-3 al medio tiempo antes de que Seattle reaccionara con un touchdown defensivo en el tercer cuarto con una intercepción devuelta a las diagonales de Jordyn Brooks.

Fuera de esa jugada estelar de Brooks, los Seahawks solo pudieron producir seis puntos con su ofensiva y nunca fueron una amenaza real para los 49ers, que terminaron ganando 31-13.

El viernes los Miami Dolphins tratarán de continuar la tendencia de triunfos de los favoritos cuando visiten a los New York Jets en el primer partido de la historia que se disputa en Black Friday, un triunfo le dará comodidad como líder de la AFC Este e incluso con una combinación de resultados podría terminar la Semana 12 como el sembrado N° 1 de la Conferencia Americana.