<
>

Castigos de los Cowboys podrían significar el adiós de Mike McCarthy

Los problemas de disciplina en Dallas dentro del campo representan un reto mayúsculo para el entrenador en jefe

La espera terminó, la emoción de la NFL está de regreso y hay muchos equipos que querrán acaparar los reflectores, uno de ellos serán los Dallas Cowboys un equipo que tiene muchos seguidores en nuestro país y en Estados Unidos, pero que en los últimos años no le han podido dar una alegría a su afición.

Y es que el equipo de la estrella solitaria no ha vuelto a ganar un Super Bowl desde 1995 y en los últimos dos años bajo el mando del coach Mike McCarthy solo han llegado en una ocasión a playoffs, perdiendo en la Ronda de Comodines contra los San Francisco 49ers.

Han apostado mucho por el ex entrenador de los Green Bay Packers, quien en su primera temporada con el equipo quedó con un récord perdedor de 6-10 y después mejoró a 12-5, ahora la consigna es mejorar los números y tener una mejor participación en la postemporada, sin embargo, con lo visto en los juegos de preparación hay una preocupación muy grande: la cantidad de castigos por partido.

Parece que McCarthy está perdiendo el control sobre sus jugadores, al menos eso nos lo hace creer después de ver el número de yardas que regalaron durante la pretemporada debido a la gran cantidad de castigos que cometieron. En los tres juegos de preparación, los Dallas Cowboys sumaron un total de 35 castigos, los cuales les costaron... ¡296 yardas!

El peor número fue en el enfrentamiento contra los Denver Broncos, juego en el que fueron penalizados en 17 ocasiones y perdieron 129 yardas, posteriormente los castigaron en ocho ocasiones contra Los Angeles Chargers para 57 yardas y cuando parecía que mejoraba, volvieron a recibir 10 castigos para 110 yardas.

Es decir, promediaron 11.7 castigos y 98.7 yardas perdidas por partido, que, de mantener estos números para esta temporada, sería terrible para el equipo.

Parece que el head coach de Dallas no aprende de su pasado, pues en la campaña del 2021 fue el equipo con mayor cantidad de castigos al recibir 127 y el segundo con más yardas perdidas por este motivo con 1,103, solo una yarda por debajo de Las Vegas Raiders.

La mayor cantidad de pañuelos vinieron por sujetar (27), salidas en falso (18), rudeza innecesaria (10) e interferencias de pase (10). Si bien algunas pueden ser por desconcentración de los jugadores, también es consecuencia del mal manejo que puede estar teniendo el entrenador dentro del vestidor.

Y es que en solo tres juegos de la pretemporada 2022 recibieron el 27 por ciento de castigos del total de la temporada pasada, lo que significa que McCarthy no está controlando de buena forma a sus jugadores, no ha logrado imponer mano dura o guiarlos de mejor forma para evitar este tipo de situaciones.

Quizá para muchos no sea algo preocupante, pero este tipo de castigos cuestan partidos, lo que podría significar jugar o no playoffs, algo que sería el fin de su carrera en Dallas para McCarthy, pues sabemos que el dueño del equipo, Jerry Jones, está obsesionado por obtener el Trofeo Vince Lomabrdi y no dudará en cortar cabezas con tal de conseguirlo.

Es impresionante que un equipo de la talla de los Cowboys tenga esa cantidad de castigos, es un síntoma del mal trabajo del entrenador que están teniendo, lo cual se refleja semana a semana en el emparrillado. De mantenerse así, me queda claro que McCarthy saldrá del equipo y quien está esperando en la puerta de entrada es Sean Payton, de quien ya escribí y reitero que es la última oportunidad para el actual coach de Dallas de hacer que su equipo vuelva a acaparar los reflectores en la mejor liga deportiva del mundo.